jueves, 2 de junio de 2016

Boletín de Prensa 24-Mayo-2016/Ejidos de Nexquipayac, Atenco, Región Oriente del Estado de México.

 BOLETÍN DE PRENSA

 

Los ejidos de las comunidades de la ribera del Lago de Texcoco, son las tierras que bajo el falso argumento de que "son infértiles y salitrosas", empresas trasnacionales con la anuencia de los gobiernos federal, estatal y ediles municipales corruptos y sin valores, insisten en pavimentar para albergar un nuevo aeropuerto, carreteras de cuota concesionadas, corredores comerciales e industriales, zonas hoteleras y nuevos desarrollos de vivienda, sin detenerse a pensar en las graves consecuencias ambientales, económicas, culturales y sociales de esta necia urbanización caótica, el endeudamiento público irresponsable, una mayor centralización, el desplazamiento forzado de miles de familias y el exterminio de los pueblos originarios. En estas tierras además de producirse maíz, frijol, avena y hortalizas entre otros cultivos, gracias a su salinidad se obtienen también tesoros nutricionales ancestrales como el alga espirulina, el ahuautle, el tequesquite y la "sal de tierra", lo que permite a los pobladores originarios vivir en excelentes condiciones físicas y mentales hasta edades muy avanzadas. El Lago de Texcoco es también un ícono de la identidad nacional, un santuario de especies endémicas de plantas, animales y de cientos de miles de aves migratorias que anidan y se reproducen cada año; es generador de toneladas de oxígeno y regulador natural del agua de lluvia y la temperatura (Cambio Climático) de toda la Cuenca del Valle de México.

 

Poco antes del mediodía de ayer lunes 23 de mayo de 2016, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México apoyado por cerca de 400 elementos de la Policía Federal Preventiva, el Grupo de Guardias de Seguridad del Estado de México (CUSAEM) y la Policía Municipal de Atenco (de extracción priísta-antorchista) -todos armados y varios de ellos vestidos de civil-, ingresaron con más de 200 trabajadores, maquinaria y sanitarios portátiles para -en un nuevo intento de provocación e imposición- iniciar trabajos de cercado de la barda perimetral del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) en terrenos ejidales de la comunidad de Nexquipayac, municipio de Atenco al Oriente del Estado de México.

 

En un operativo que ahora sabemos fue largamente planificado y preparado para provocar y rechazar a quienes defienden su propio territorio para agredirlos y poder detenerlos, las policías federal y estatal, funcionarios públicos municipales y los espurios comisariados ejidales de San Salvador Atenco, Ixtapan y Nexquipayac (municipio de Atenco) y Tocuila (municipio de Texcoco) además, llevaron provocadores de las mismas comunidades, quienes arremetieron en contra del campamento de vigilancia que de día y de noche se mantenía desde hace un mes en el Cerro Coatépetl (conocido como Huatepec) para evitar el ingreso de topógrafos y trabajadores a sus ejidos, derivado de lo cual campesinos, ejidatarios e integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) tomaron la iniciativa de retirarse para no caer en provocación, no aparecer como agresores y no tener que enfrentar a la misma gente del pueblo -en buena parte aleccionada, pagada y utilizada con engaños- decidiendo también cambiar el campamento al Cerro de Tepetzinco (ubicado a 1 km) donde ya hay terrenos aparcelados de los ejidos de Nexquipayac que no se contemplan en el proyecto del Nuevo Aeropuerto.

 

Alrededor de las 3.30 de la tarde, patrullas y elementos policiacos, empezaron a distribuirse sobre los terrenos en conflicto, aproximadamente cada 20 metros a lo largo del perímetro de la línea de lo que aseguró Humberto Pérez Piedra Coordinador del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Gobierno Federal (SCT), será la barda perimetral del NAICM. A las 5.30 pm, como parte de la estrategia de provocación e intimidación, aun sobrevolaban a baja altura sobre los cerros Coatépetl y Tepetzinco frente al lago, los helicópteros de la Marina Armada de México y de la Policía Federal Preventiva.

 

La ocupación ilegal de estas tierras por parte de la Policía Federal y el ingreso de trabajadores, viola el Amparo 14/2015 que otorgó el Juez Noveno de Distrito a varias comunidades del municipio de Atenco entre ellas la cabecera municipal San Salvador Atenco; el Amparo 438/2016-II otorgado por el Juez Décimo de Distrito a ejidatarios de la comunidad de Nexquipayac, municipio de Atenco en contra de la orden de realizar trabajos en tierras de uso común para la construcción del Nuevo Aeropuerto y la nulidad del procedimiento de compra hecho por la CONAGUA de manera fraudulenta; así como el Amparo 349/2016-III otorgado al Ejido de Tocuila y a los Barrios de San Felipe y Santa Cruz de Abajo del municipio de Texcoco, el cual evita que sean privados de la posesión de sus tierras y se mantenga la situación en el estado que guarda. Los campesinos, ejidatarios y pobladores de la ribera del lago, mantienen su exigencia al Estado Mexicano en sus tres niveles de gobierno y al Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México de la SCT, de abandonar sus tierras de cultivo, dar cumplimiento a la orden legal de suspensión de trabajos en su territorio y respetar su decisión de no vender, sus formas de vida, tradiciones, usos y costumbres.

 

Si bien no son nuevos este comportamiento de los malos gobiernos subordinados a los intereses del Gran Capital y sus estrategias de sometimiento de los pueblos con la ayuda de grupos paramilitares que actúan por aquiescencia como el PRI-antorcha campesina, es preocupante que hayan empezado a circular notas periodísticas que para desvirtuar la digna y legítima defensa de las comunidades, ejidos y pueblos originarios de la zona de la ribera del Lago de Texcoco, aseguren que fue la propia gente de Nexquipayac quien voluntariamente entregó la tierra al gobierno, por considerar de supuesto "beneficio", el megaproyecto de muerte más grande de América Latina: el innecesario, ecocida e incosteable Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

 

Denunciamos también vigilancia policiaca desde anoche frente a los domicilios de quienes están defendiendo y hacemos un llamado al pueblo de México y a las organizaciones de Derechos Humanos a estar atentos y a solidarizarse con esta digna lucha, que no solamente es por salvar el histórico Lago de Texcoco y el territorio de los pueblos afectados directamente por el Nuevo Aeropuerto y obras complementarias, sino por la vida misma en toda la Cuenca del Valle de México, haciendo responsable al Estado Mexicano de cualquier agresión que pudieran sufrir los compañeros campesinos, ejidatarios e integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT).

 

"El Lago de Texcoco merece vivir, porque es el espejo de la Patria; en él la Nación nace y debe seguir siendo lago

 y sus ríos saneados para rehidratarlo, para que continúe siendo el eje del equilibrio ecológico

y regrese la vida a toda la Cuenca del Valle de México".

 

Oriente del Estado de México a 24 de mayo de 2016.

 

COORDINADORA DE PUEBLOS y ORGANIZACIONES DEL ORIENTE DEL ESTADO DE MÉXICO

EN DEFENSA DE LA TIERRA, EL AGUA y SU CULTURA

 

coordinadoradepueblosdelorienteedomex@hotmail.com

frenteamplionopartidistavsnuevoaeropuerto-cpooem@hotmail.com

Facebook.com/

No hay comentarios.:

Entradas populares