jueves, 13 de marzo de 2008

Traen a la Ciudad una 'jungla' ilegal

Traen a la Ciudad una 'jungla' ilegal
Florece en tianguis tráfico ilegal de animales. Comercian tianguistas pericos, gatos montés y monos, especies en peligro de extinción. Trafican con animales en tianguis y mercados. Crece en mercados venta bajo pedido.
 
Por Liliana Cabrera / Reforma
Ciudad de México
Martes 11 de marzo, 2008
 
Hay quien elige como mascota un cenzontle, un cardenal o un perico, pero también hay quien compra una iguana negra, un mono araña, un hurón de patas negras y, ya en el extremo, un gato montés.

Todos esos animales pueden ser comprados en tianguis y mercados del DF, pero en esa práctica se violan disposiciones de al menos cuatro leyes que regulan la vida silvestre, pues no sólo está prohibida la venta en la vía pública, sino que todas esas especies están en peligro de extinción.

Reforma recorrió seis tianguis y dos mercados, donde corroboró la venta de especies amenazadas.

En el tianguis de San Felipe, que se instala los domingos en la Gustavo A. Madero se exhiben a la luz del día iguanas del norte y del sureste, hurones, tarántulas y serpientes, como pitón bola y coralillo, estas últimas en peligro de extinción.

En otros, como el de Villa del Rosal, en la Colonia Los Ángeles, en Iztapalapa, y Pedregal de Santo Domingo, en la Colonia Coyamel de Coyoacán, los animales están ocultos o se ofrecen bajo pedido.

"(Los pericos) han subido de precio porque, la verdad, están en peligro de extinción. Lo sabemos, pero la gente los sigue pidiendo", confesó Iván, quien oficialmente vende fierros viejos y ranas en el tianguis de Pedregal de Santo Domingo, que se instala los miércoles.

Iván también se ofreció a conseguir un mono araña por 10 mil pesos, aunque dejó de manifiesto que no sabe que esta especie está en peligro de extinción.

Eduardo, del tianguis de Villa del Rosal, ofreció traer monos saraguato por 4 mil pesos y araña por 8 mil.

"Te puedo conseguir un monito, pero sin papeles, porque esos están en peligro", señaló.

En tianguis como el que se instala en La Lagunilla los domingos y en Santa Cruz Meyehualco los martes, se consiguen camaleones y caballitos de mar, especies en peligro según la lista de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales.

"El tráfico de animales silvestres es muy atractivo. En absolutamente todos los tianguis de la Ciudad de México siempre existirá un lugar en donde vendan vida silvestre", aseguró Adriana Rivera, delegada de la Procuraduría Federal del Medio Ambiente (Profepa) en el DF.

Otros tianguis se especializan en aves. Sobre Avenida Zaragoza, en el tianguis de El Salado, Hugo vende cenzontles y cardenales en 250 pesos; en Villa del Rosal, Eduardo ofrece pericos y azulejos, de 250 a 350 pesos.

Los tianguistas disfrazan sus puestos como puntos de venta de tortugas japonesas y peces beta, pero si se les pregunta ofrecen cualquier especie, incluso las prohibidas o que entran al País de forma ilegal.

Eduardo pide ocho días para conseguir un mono saraguato. A otros, como Iván, les lleva 15 días traer, por ejemplo, un mono araña por 10 mil, una iguana negra por 700 pesos, una víbora por 2 mil o un cenzontle por 300.

Según Juan Manuel, en San Felipe, una iguana verde procedente de Centroamérica, con sus papeles en regla, cuesta mil 500 pesos. Él la vende en 200. En San Felipe se pueden también comprar caimanes por mil pesos.

Rivera señaló que lo ideal es que no se compre fauna silvestre.

Mercado negro
 
REFORMA constató que por lo menos en seis tianguis y dos mercados capitalinos se comercia con especies animales normadas e, incluso, en peligro de extinción. Muchos de los ejemplares son exhibidos libremente y otros se mantienen escondidos. Todos los ejemplares de la siguiente lista pueden ser comprados en establecimientos ilegales del DF.
 
$300
Cenzontle
Origen: Sur de Canadá hasta México y Cuba.
 
$250
Cardenal
Origen: Este de los Estados Unidos, México y Belice.
 
$1,500
Perico atolero
Origen: Vertiente del Pacífico desde Sinaloa hasta Chiapas, y en Centroamérica hasta Costa Rica.
 
$80
Tarántula
Origen: Centro y Sur de América.
Estado: Regulada
 
$8,000 a $30,000
Mono araña
Origen: Bosques tropicales húmedos del este de México (Chiapas, Oaxaca, Yucatán y Veracruz).
 
$1,000
Hurón de patas negras
Origen: Praderas de Norteamérica.
 
$700
Iguana negra
Origen: Norte de México a lo largo de las dos costas de la América Central, hasta Panamá y las islas del Caribe colombiano.
 
$50,000
Gato montés
Origen: Zonas áridas del País (desde Canadá hasta la parte central de México).
 
Lo que dice la ley
 
El castigo para quien esté en posesión de un animal en peligro de extinción es de 9 años de prisión. Si es para venta, es considerado delito grave y no se puede salir bajo fianza. En México hay cuatro al respecto:

Ley de Protección a los Animales del DF:
 
Artículo 25. Queda prohibido la venta de animales en la vía pública.

Artículo 3º. Queda prohibida la caza y captura de cualquier especie de fauna silvestre en el Distrito Federal.

Código Penal Federal:
 
Artículo 417. Se impondrán de 1 a 9 años de prisión y de 300 a 3 mil días multa, al que introduzca al territorio, o trafique con recursos forestales, flora o fauna silvestre viva o muerta.

NOM-059- SEMARNAT-2001:
 
1) Determina las especies y subespecies de flora y fauna en peligro.

Ley de Vida Silvestre
 
Artículo 52. Las personas que trasladen ejemplares vivos de especies silvestres, deberán contar con la autorización otorgada por la Semarnat.
 
Trafican con animales en tianguis y mercados
 
En tianguis y mercados del DF se comercializan desde cocodrilos, iguanas, víboras y tarántulas hasta primates, aves y felinos -como el gato montés-, cuya venta está prohibida por la legislación federal.

Así lo constató Reforma en recorridos por seis tianguis y dos mercados, donde la venta ocurre a plena luz del día.

Aunque el animal no está a la vista, basta con acercarse a los comerciantes que ofertan mascotas permitidas y preguntar por alguna especie prohibida para que ofrezcan conseguirla.

Así se logró que en el mercado Emilio Carranza, en la Colonia Morelos, una mujer mostrara una cría de cocodrilo sin documentación, que vendía a 2 mil pesos.

"Deja ver si no se ha muerto; si no, ahorita lo traemos (al cocodrilo)", dijo la vendedora antes de mostrar la cría, de 50 centímetros de largo.

Ahí también se ofrecía en venta un gato montés por 50 mil pesos.

La propia Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) tiene conocimiento de que en el DF se venden ilegalmente ejemplares "regulados" -especies en riesgo si siguen siendo explotadas- y especies declaradas como en peligro de extinción.

De acuerdo con Adriana Rivera, delegada de la Profepa, uno de los problemas más graves lo representa el comercio de pericos y de monos.

En el caso de las aves, las 32 variedades nacionales están en peligro. En el de los primates, los monos araña y los saraguatos están en peligro.

En los recorridos se constató que en tianguis como el de Villa del Rosal, en Iztapalapa, y en Pedregal de Santo Domingo, Coyoacán, se consiguen monos de 4 a 30 mil pesos; mientras que en El Salado, en Iztapalapa, La Lagunilla y en el Mercado de Sonora, el precio de los pericos oscila entre 250 y 350 pesos.

En los tianguis de El Salado, La Lagunilla y Villa del Rosal además de incumplir la ley federal se viola la Ley de Protección a los Animales del Distrito Federal.
 
Crece en mercados venta bajo pedido
 
En mercados del DF también se comercia con animales reconocidos por la Profepa como especies reguladas y en peligro de extinción.

Reforma visitó los mercados Sonora, en La Merced Balbuena, y Emilio Carranza, en la Morelos, donde comprobó la venta de iguanas, tarántulas, hurones de patas negras, camaleones, changos y cocodrilos.

La delegada de la Profepa, Adriana Rivera, afirmó que en mercados como el de Sonora las revisiones han ayudado a erradicar la venta de especies prohibidas por la ley, pero se ha fomentado la venta bajo pedido.

"Ahora la gente solicita al locatario el ave o el primate. Se cansaron de que nosotros estuviéramos recogiendo los animales, de que los comerciantes tuvieran pérdidas.

"Hoy día ya no podemos ver que se vendan chimpancés en la vía pública, es decir este tipo de animales que están en eminente riesgo de extinción, no es tan fácil como ver una calandria, o un cardenal, señaló Rivera.

En ambos mercados se esconden especies prohibidas o normadas. En el Sonora están a la vista ranas, peces y sapos; roedores como ratones, hámsters y cuyos; mamíferos como perros, conejos, hurones y gatos, y aves. También existe la opción de "encargar" algún animal, como un gato montés en 50 mil pesos.

En el mercado Emilio Carranza, una cría de cocodrilo, sin documentos, cuesta desde 800 pesos hasta 2 mil y en Sonora se cotiza hasta 2, 500.

Los comerciantes aseguran al potencial comprador que tienen varios ejemplares en "bodegas y sólo lo muestran si están decididos a adquirirlos. Así se consiguió que una comerciante que dijo "moverse" en ambos mercados, mostrara una cría de cocodrilo en un costal.

"Aprovecha que están escasos, luego no nos traen en temporadas o vienen más caros", dijo.

Según la Profepa, el cocodrilo y el caimán están normados por la ley, aunque sean de granja o criadero.




¡Capacidad ilimitada de almacenamiento en tu correo!
No te preocupes más por el espacio de tu cuenta con Correo Yahoo!:
http://correo.yahoo.com.mx/

2 comentarios:

nadia dijo...

Que mal, que bajo han caido algunos de los que se dicen seres humanos,como es posible que ahora cuando se trata de conseguir un animal de compañia sea igual a comprar ropa o zapatos.
No entiendo como puede existir tanta maldad de parte de los seres humanos hacia los animales que muchas veces han demostrado ser mucho mas fieles que otras personas.

Patricia Martínez dijo...

HAY QUE RESPETARNUESTRO ENTORNO Y ESTOS SERES VIVOS, QUE PERMISOS DEBE TENER UN ESTABLECIMIENTO QUE DE MANERA LEGAL Y ADECUADA VENDA ANIMALES, COMMO IGUANAS VERDES, TARANTULA, GUECOS, PECES, ROEDORES, CANARIOS,

Entradas populares