lunes, 13 de agosto de 2007

¡SÍ A LA INTRODUCCIÓN DEL HOY NO CIRCULA LOS SABADOS EN EL DF!

¡SÍ A LA INTRODUCCIÓN DEL HOY NO CIRCULA LOS SABADOS EN EL DF!
Propuesta de ECOMUNIDADES al grupo EDENAT
Los sábados hoy en día en la Ciudad de México no difieren de un día entre semana, en lo que respecta a circulación de autos; tal vez exista mayor circulación en sábado que ciertos días de la semana, pero claro, con diferente patrón. La circulación de autos los sábados hace perder el tiempo a todos, incluyendo a los mismos automovilistas. Pero, en los sábados se han presentado los mayores episodios de contingencia ambiental en los últimos años. El parque vehicular aumenta a gran velocidad en el Valle de México, debido a los poderosos planes de crédito para la compra de autos y el subsidio de impuestos por la compra y tenencia de autos aprobados en los últimos años. Tenemos mas de tres y medio millones de autos en circulación y antes de tres años podríamos tener cuatro y medio millones de autos, según diversos estudios. Los distribuidores viales y los segundos pisos han alentado el uso del auto. La cercana llegada de los autos chinos, a precios muy inferiores a los actuales puede complicar aun mas la situación.
La Ciudad de Bogotá en Colombia se ha vuelto mundialmente famosa por la eliminación de la circulación de autos por medio de diversas medidas, entre ellas diversas formas del Hoy No Circula; el alcalde Peñaloza, introductor hace unos diez años de estas grandes medidas contra el auto tiene hoy en día reconocimiento mundial, por la notable mejoría en el transporte urbano y la elevación de la calidad de vida en esa ciudad. En Europa se han introducido desde hace varios años medidas sencillas en las ciudades para reducir el numero de autos en circulación. Estas medidas que implican adecuaciones de las calles, para controlar la velocidad de los autos a niveles máximos de 30kmh. que desalientan el uso del autos; estas medidas se denominan genéricamente "técnicas para calmar el tráfico o traffic calming" En el Estado de California, en USA, se han introducido diversas medidas, para reducir la contaminación del aire ( el auto eléctrico) combatidas eficazmente por el lobby de la industria automotriz.
El Hoy No Circula por sí mismo no es suficiente para corregir el deterioro de la circulación vehicular; son necesarias diversas medidas, tanto fiscales, como locales para lograr un efecto mejor en la movilidad urbana. Urge que la Asamblea Legislativa del DF y el Gobierno del DF introduzcan el Hoy No Circula a los autos nuevos que estorban la circulación vehicular igual o peor que los autos viejos y que recorren en promedio diez veces más kilómetros que los autos viejos; que introduzcan el pago de peaje en vías rápidas, el impuesto al uso de estacionamiento, mucho mayores sanciones por violaciones al Reglamento de Transito y autoricen las inversiones en las adecuaciones de las calles secundarias, necesarias para desalentar el uso del auto en la ciudad. Y también urge elevar la tenencia al uso de autos, eliminar la deducción fiscal de autos y aplicar impuesto sobre autos nuevos, ISAN, a todos los autos sin excepción.
Es indispensable tomar en cuenta que el uso del automóvil es la Primera Causa de la Contaminación del Aire, de la pérdida de tiempo, de la muerte violenta, de las discapacidades, del cambio y desintegración en el uso del suelo u ordenamiento territorial, del desquiciamiento de la vida en las zonas urbanizadas, del desfondamiento político, social y simbólico de la humanidad. El uso del automóvil es el mayor enemigo de la convivencia humana, de la vida sin violencia, de la conservación de los ecosistemas de la Tierra y del futuro o la permanencia de la especie humana. El automóvil es el epítome del consumismo.
El uso del automóvil es una de las Causas Principales del Cambio Climático o Calentamiento Global, de la destrucción de la biodiversidad, de la contaminación de los mares, ríos, lagos, arroyos, humedales, de la desertización, de la abundancia de los residuos sólidos, tóxicos o peligrosos( convertidores catalíticos, llantas, aceites, plásticos y metales), del debilitamiento tecnológico y científico de los países empobrecidos, de su vulnerabilidad frente al Libre Comercio, de su vulnerabilidad política, económica y social. En las zonas urbanas es, también, una de las Causas Principales del aumento en la temperatura o "isla de calor", de la pavimentación y destrucción del equilibrio hídrico, de la desaparición de áreas verdes, de la segregación espacial, de la contaminación por ruido, de la contaminación visual, de la degradación de: la caminata, la circulación en bicicleta y el transporte colectivo; Además, de la ocupación del suelo, de la segregación social, de la erosión y destrucción de ruinas arqueológicas, monumentos y edificaciones de valor artístico, del desgaste y destrucción de las infraestructuras públicas y privadas, del deterioro del orden jurídico, de la conculcación del derecho de Libre Transito, de las muertes y enfermedades respiratorias y cardiacas, de la inseguridad y la violencia social, de la discriminación social, de la alteración mental y emocional de los ciudadanos, del desplome de la calidad de vida y del desfondamiento de la noción de ciudad.
Los automovilistas están lejos de pagar la destrucción que ocasionan: están altamente subsidiados por el fisco, por la administración de la ciudad, por las leyes, reglamentos y normas. Estos privilegios han generado una anticultura automovilística que mitifica todo lo que concierne al uso del auto, por lo que los automovilistas acostumbran a defenderse con argumentos individualistas, mezquinos, e insensibles con la problemática ecológica y social. En lo general, los automovilistas se comportan con mayor violencia, arrogancia e incultura que los ciudadanos que no utilizan autos. Al igual que una mayoría de los ciudadanos de EUA, los automovilistas mexicanos son insensibles a su enorme responsabilidad en los males modernos, como la guerra, el militarismo, el calentamiento global y el desquiciamiento ecológico. La mentalidad automovilista típica es enfermiza y enajenada: supone que el uso del auto significa "superación" o "distinción social o sexual" y pretende que el auto es "la extensión de la casa" o que es su "segunda piel" : es el epítome de la mentalidad destructiva y autodestructiva de la civilización moderna, consumista y sometida a la perturbación mental del evangelio del trabajo.
Es importante tener en cuenta la iniciativa de modificación de la Ley de Transporte y Vialidad del DF, para convertirla en la Ley de la Movilidad Urbana del DF, indispensable para acabar con los privilegios al uso del auto, presentada por el grupo de Movilidad Urbana Duradera de ECOMUNIDADES y la celebración del próximo Foro del Peatón el 28, 29 y 30 de agosto en el templo de Corpus Christi en la Av. Juárez, frente al Hemiciclo.
¡SÍ A LA INTRODUCCIÓN DEL HOY NO CIRCULA LOS SABADOS EN EL DF!



¡Sé un mejor ambientalista!
Encuentra consejos para cuidar el lugar donde vivimos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

hola
antes que nada un saludo
ahora leo que tiendes a aprobar el hoy no cirula los sabados.pero. no crees tu que eso no beneficiara en nada?? es decir el dueño de un coche buscara suplantar la falta de uso de ese dia por otro coche que en su defecto puede contaminar aun mas pero cumpliria con la norma del coche que puede circular ese dia. no estoy en contra de nada ni de nadie por su puesto que apoyo una Ciudad Verde pero en lo personal dudo mucho que esta media realmente resuelva el problema por que quien compra un coche podra comprar dos...
saludos

Edith dijo...

Hola, me parece que no todo mundo puede comprarse otro coche asi de facil. Además, de lo que se trata es de desincentivar el uso del automovil, y por eso es que el hoy no circula en sabado o entre semana puede tener exito en la medida en que el transporte urbano sea eficiente y adecuado. Ello no es así, y de ahí que veamos con malos ojos al hoy no circula, pues ha faltado la planeacion autentica de un buen transporte publico.
Gracias
aladoser@yahoo.com

Entradas populares